#Reseña | Quisiera amarte menos, de Tatiana Goransky

Título: Quisiera amarte menos

Autora: Tatiana Goransky

Género: Novela

Editorial: Ril Editores, Santiago de Chile-Barcelona.

Año: 2020

104 páginas

Por Cristian Vázquez

 

Seis personajes en busca de que algo les salga bien

 

Tatiana Goransky exprime las posibilidades del relato coral para ofrecer a los lectores todas las aristas del drama: la pasión, los deseos, la lujuria, la locura, el fracaso. El resultado es esta estupenda nouvelle, debajo de cuya superficie tersa se retrata un verdadero cúmulo de miserias humanas. 

¿De cuántas partes está hecha una historia? Quisiera amarte menos, la nueva novela de Tatiana Goransky (Buenos Aires, 1977), de algún modo se lo pregunta. Y ofrece una de las tantas respuestas posibles. Un episodio origina el relato —un episodio violento, negro, brutal— pero está escondido bajo varias capas, bajo las partes que componen la historia, que son las voces de los seis personajes implicados de uno u otro modo con lo que ha sucedido. La de cada uno es su versión, pero es también su propia voz, su propio pasado, su propia vida. La novela se edifica sobre la intersección de un puñado de existencias, un retazo del inabarcable entramado del mundo, un pedacito de ese vasto tejido entre cuyas mallas incansablemente nos desenredamos y nos volvemos a enredar.

67ab771f-408a-45e9-888a-233bc64e56ddEn esta novela coral que es Quisiera amarte menos, Goransky le saca el jugo a las posibilidades de la polifonía y también a las de la brevedad. A través de un centenar de páginas —que se leen de un entusiasmado tirón— la autora sumerge al lector en un drama lleno de pasión y de lujuria (y casi nunca de amor: “yo nunca voy a matar o morir por amor”, dice una de las protagonistas, “a mí el amor no me interesa”) y también lleno de fracaso. Porque Julia, Clara, Juan, la Turca, Vera y Ricardo, los seis personajes de la obra, no van como los de Pirandello en busca de autor, sino como los habitantes de cualquier suburbio latinoamericano: tratando de que algo les salga bien. Sólo algunos lo consiguen. “¿Hay alguna fuerza más poderosa que la del deseo?”, se pregunta el texto de la contratapa. También a este interrogante la novela da, a su manera, una respuesta.

Como en todo texto breve, en esta historia importa lo que se dice pero también lo que se sugiere, lo que se calla. Que en este caso es, sobre todo, la sociedad en la que vivimos, con sus desigualdades, sus atropellos, sus fachadas, sus imaginarios, sus incomprensiones, su oscuridad. La novela está dividida en siete partes: una para la voz de cada uno de los personajes y una séptima para una confesión final. No hay una sola página, en todo ese desarrollo, en donde ese trasfondo denso y pegajoso deje de percibirse como una presencia implícita pero inocultable.

IMG_8297
Foto: ©Alejandro Meter

Quién sabe hasta dónde esta búsqueda de Goransky de narrar una historia a través de múltiples voces se vio influida por los trabajos como editora y compiladora que realizó en los últimos años: en 2018 fue la responsable de un número doble de la revista Los Bárbaros, de Nueva York, que reunió a 43 autores de ocho países diferentes, y en 2019, hizo lo mismo con Barcelona-Buenos Aires, Once mil kilómetros, una antología de veintidós cuentos de autores residentes en ambas ciudades planteada como un “puente” entre un sitio y el otro. No obstante, más allá de la polifonía, es notorio el trabajo con el lenguaje, el cuidado en la cadencia y la musicalidad de las palabras. No por nada la autora además de escritora es cantante de jazz, una pasión que asoma en los títulos de algunas de sus novelas previas, como ¿Quién mató a la cantante de jazz? y Fade out. En una entrevista, el año pasado, Goransky me contó una particularidad de sus hábitos de escritura: cuando se sienta a continuar una obra, lee en voz alta todo lo que lleva escrito hasta ese momento, aunque se trate de decenas de páginas. Esos recitados, ese sonido reiterado una y otra vez en sus propios oídos entrenados para la música, sin duda tienen mucho que ver con su estilo. Casi como si sus textos fueran escritos para ser leídos en voz alta. Lo dejo apuntado acá por si a alguien lo tienta la idea de abordar así Quisiera amarte menos. Puede ser una buena forma de hundirse bajo la tersa superficie del texto para bucear un rato en el drama, en ese auténtico cúmulo de miserias humanas.


El libro se consigue en librerías de España a partir del 10 de junio, y también a través de venta online. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s