#Reseña | Spleen, de María Magdalena

Datos del libro:

Título: Spleen                                  

Autora: María Magdalena

Editorial: Letra Viva

78 páginas

 

La garganta se vuelve angosta en el texto de María Magdalena

Por Denise Griffith

El libro Spleen describe un estado de angustia omnipresente cargado de erotismo y cinismo.

Spleen es, más que nada, la búsqueda de un refugio: «decime algo para que deje de tener miedo, introducime en un lenguaje de significado, carente de falta». Se percibe una situación de duelo y de melancolía. ¿Qué sucede cuando el otro se va? Ese lenguaje del que habla es clave. Más adelante, la protagonista cuenta: «Se me fueron las palabras/ Se me fueron las palabras». Lacan postuló que el inconsciente estaba estructurado como un lenguaje. Entonces, ¿qué sucede cuando las palabras se van?

Acerca de las palabras, el término «spleen» fue popularizado por el poeta Baudelaire pero había sido utilizado antes, en particular en la literatura del Romanticismo, a comienzos del siglo XIX. La conexión entre spleen y la melancolía viene de la medicina griega y el concepto de los humores. Los griegos pensaban que el bazo segregaba la bilis negra por todo el cuerpo y esta sustancia se asociaba con la melancolía. Por eso es que uno de los apartados del libro se llama «Humores negros».

La portada es azul, como la tristeza, she feels blue. La mujer está preparada para bucear, probablemente contracorriente. Cuesta respirar con esa depresión. Otra manera de interpretarla es que el equipo de buceo alude a indagar en un rico mundo interno, a la introspección. Se aprecia un autoconocimiento. En toda la obra, la protagonista es plenamente consciente del estado en que se encuentra. Encontramos algunos pasajes durísimos como este: «No hay nada ni doble dosis de lorazepam que me cure del vacío doblemente vacío». Hay como un canto lleno de cinismo, que trata de apagar el dolor.

El estilo es ingenioso. Las imágenes son flexibles y abunda la segunda persona, se le habla al muerto a lo largo de toda la obra. Esta narración en segunda persona se parece bastante a la poesía de la uruguaya Idea Vilariño, que cita en el epígrafe. El estilo también recuerda a Vilariño. «Dónde estás», escribió Vilariño en sus poemas de amor, «dónde estás». «¿Dónde estás mientras mi pulsión, la pulsión fundamental, desaparece?», piensa la protagonista de Spleen. La pulsión de la que habla podría ser la de Eros en contraposición con Tánatos. Ella se muere de silencio pero quiere ir hacia la vida.

En conclusión, en Spleen vemos una reconstrucción del yo. El primer capítulo se titula «El obligo del amor». El ombligo se menciona también en el texto y podría tomarse como un centro erótico del ser amado o como figura del narcisismo. Lo que es seguro es que es algo casi íntimo. Presenciamos una tragedia hecha carne, hecha cuerpo. Cuerpo y palabras, que a veces se escapan y te dejan con un vacío. «Por qué mi lenguaje no me cura, no lo sé», leemos entre las profundidades.

 


 

DENISEDENISE GRIFFITH Estudiante de traductorado y profesorado de inglés. Trabajó en librerías como Kel (libros en inglés) y el Ateneo Grand Splendid (una de las librerías más hermosas del mundo). Asistió a un taller literario dictado por el escritor Luis Mey y colaboró en las revistas digitales Suda la lengua con narrativa y Liberoamérica con reseñas.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s